21.1.18

Tarta fácil de manzana y pera con tortas de aceite ¡Irresistible!


Hoy me gustaría dejaros una tarta súper fácil y rica que no debéis de perderos. El contraste de la fruta con el anís es muy sutil, pero queda realmente bien. ¡Me ha encantado!

Creo que las tartas de manzana junto con las de queso son mis favoritas. Y digo "creo" porque la verdad es que no le hago ascos a nada... Vamos, me controlo porque me tengo que controlar que si por mi fuera estaría comiendo dulce todos los días. Bueno, si lo piensas bien, está mejor así: hace que sea más especial. En fin, que quien no se consuela es porque no quiere! ;D


Encima es una de esas recetas facilonas y vistosas que suele gustar a todo el que la prueba. ¿Se puede pedir más? ¡Sí! No invitar a nadie y comértela enterita, porque os aseguro que os va a enamorar.

Las tortas de aceite que he utilizado son de Olmeda Orígenes y están buenisimas. Realmente, todo lo que he probado de ellos destaca por la gran calidad de sus productos y por ser productos 100% de origen español.


¿Preparamos nuestra tarta de manzana y pera con tortas de anís?


INGREDIENTES (Para un molde de 15-16cm de diámetro)


- 1 yogur natural
- 1 bote de creme fraiche (nata agria, 200ml)
- 3 huevos
- 100gr de azúcar (aumentar hasta 180 si sois muy golosos)
- 75gr de harina con levadura (o harina normal y 1/2 cucharadita de levadura)
- 2 manzanas y 1 pera (usé manzanas Pink Lady y pera Conferencia)
- Zumo de 1/2 limón para la fruta
- Azúcar para espolvorear por encima
- Soplete si queréis quemar el azúcar antes de presentar la tarta
- 2 Tortas de aceite Olmeda Orígenes

*NOTA: Si usáis un molde de 20-22cm, poned 1 o 2 tortas más cubriendo los huecos, añadid 1 yogur más, 1 huevo más y aumentar la harina a 100gr. El tema del azúcar y la cantidad de fruta ya depende de vuestro gusto.

PREPARACIÓN


- Ponemos en el vaso el yogur, el creme fraiche, los huevos, el azúcar y una pizca de sal. Juntamos bien unos segundos hasta que quede todo bien integrado.

- Vamos precalentando el horno a 180º.


- Ponemos ahora la harina y la levadura y volvemos a juntar. Quedará muy líquido porque la masa es tipo flan. Si queréis una consistencia más de bizcocho solo hay que añadir más harina.


- Así quedará.

- Vamos pelando la fruta, cortándola a daditos irregulares y la rociamos con el zumo de limón para que no se oxide.


- He elegido este tamaño de molde porque va genial con la medida de la tortita, pero si es más grande, una de ellas la partimos de modo que cubra todo. Le ponemos papel vegetal en la base para que luego al desmoldarla sea más fácil.

- También os aviso que estos moldes desmoldables van genial para sacarla pero cuando la masa es taaaan líquida hay que cubrirla bien por fuera (la base y parte de la altura del molde) con papel de aluminio para que no se escape la masa y aún así algo se ha salido.

- Puse dos tortitas en la base, por encima la masa y por encima cubrimos con la fruta. Las tortitas no se quedarán fijas a la base ya que la masa es muy líquida y flotarán un poco.


- En la primera foto, podéis ver como las tortitas tienden a flotar, luego con el peso de la fruta se van más al fondo.

- Ponemos el azúcar por encima (a ojo) y horneamos unos 35 minutos a 180º. Si a partir de los 20 minutos vemos que se nos dora demasiado, taparemos con un papel de aluminio.

- Una vez apagado el horno, lo ideal es dejarla enfriar ahí con la puerta entreabierta y cuando esté a temperatura ambiente tapar y guardar en la nevera.


¡Lista para disfrutar!



Antes de servirla le he puesto azúcar por encima y la he quemado un poco con un soplete. Uff, qué vicio.


- Aquí en el corte podéis ver las tortas. La base ha hecho una costra muy fina como si fuera un hojaldre y el corte con la torta de anís ha quedado delicioso.


La podéis servir tibia, del tiempo o después de haberla tenido un par de horas en el congelador (con el plato de pizarra el frío lo coge genial). Ah! y si queréis servirla junto con una bola de helado no lo dudéis eh.


Queda muy melosa y está mejor aún de un día para otro.


Un besazo y espero que os guste

11.1.18

Parfait saludable de muesli y yogur


Aquí estamos de nuevo, aunque esta vez en vez de venir con algo festivo vengo con un desayuno o merienda riquísimo a la par que saludable y vistoso ¿No os parece?

Siempre he pensado que "parfait" era lo que os dejo hoy, pero si nos vamos a la etimología de la palabra significa literalmente perfecto y si buscamos el origen de la receta, nos daremos cuenta que se trata de un postre francés que nada tiene que ver a lo que veis en la foto....


En fin, que el nombre queda de lo más "cool" y que si buscamos en internet por ese nombre nos van a aparecer cientos de imágenes que consisten en camas de granola, nata, helado o yogur y fruta a trocitos.


¿Preparamos nuestro Parfait saludable de muesli y yogur?

Ingredientes

- Muesli (el que más os guste)
- Yogur ( he puesto griego light porque sí interesa esa untuosidad)
- Frutas al gusto (en mi caso, fresas, plátano, arándanos y frambuesas)

Preparación

- Una capa de fresas a rodajas finas, otra de yogur, una de muesli, otra de fresas, otra de plátano, otra de arándanos, una más de yogur con más cantidad, otra de muesli y terminamos con frambuesas, arándanos y unas hojitas de menta.




También os digo que en un plato taaan simple es súper importante que entre por los ojos, así que para que sea el caso me he armado del mejor equipamiento posible. El vaso de plástico duro, las cucharillas de madera y el papel para servir son de Packnwood. Estoy totalmente enganchada a sus productos y os aseguro que a vuestros invitados les llamarán la atención.


Se puede hacer al momento y que el muesli quede crujiente, o tenerlo hecho con unas horas de antelación en la nevera a falta de poner la fruta fresca de arriba. A mi personalmente, me gusta dejarlo un par de horitas en la nevera y que todos los sabores se hayan combinado ya un poco.


¡Así da gusto cuidarse! ¿No os parece?

4.1.18

Tartaletas de naranja ¡Imposible comer solo una!


Aquí os dejo unas tartaletas fáciles de hacer y resultonas a más no poder. Fue el último postre del año y ni que decir tiene que fueron un éxito.

Por encima las podéis adornar con un trozo de naranja, un adorno de chocolate... Seguro que quedan preciosas también, aunque a mi así me gustan más jajaja


Para este postre he usado las tartaletas de la marca Mariebel que me han parecido fantásticas. Os confieso que nunca las había probado y he notado bastante diferencia con otras marcas: dos días después la masa seguía manteniendo la forma y aunque (lógicamente) estaba más blandita, ni se deshacía y seguía estando la mar de buena. ¡Vale la pena tenerlas en casa!


Vamos a preparar nuestras tartaletas de naranja,

INGREDIENTES

- 150gr de zumo de naranja
- 2 yemas de huevo
- 1 cucharadita de postre de maizena
- 25gr de azúcar
- Colorante (opcional)
- Hojas de menta para decorar
- Tartaletas Mariebel

PREPARACIÓN

- Lo primero será hacer un buen zumo de naranja. Estas de aquí abajo al ser ecológicas, no dejé ni la piel. Las lavo, seco y se la quito para congelar y tener durante unos meses para otras preparaciones. Unos trocitos de ralladura para este postre nos viene fenomenal para aumentar su sabor.


- Ponemos el zumo de naranja (salvo dos cucharadas) y la ralladura (si queremos) a calentar hasta que comience a hervir. Unos 2 o 3 minutos, 100º a vel. 2.


- Le añadimos el azúcar y las yemas y juntamos unos segundos a vel. 4. La maizena disuelta en las dos cucharadas de zumo que habíamos reservado y mezclamos unos segundos hasta que se integre todo.


- Programamos 7 minutos, 90º a vel. 3 o 4 y tendrá este aspecto. Yo lo quería un poquito más naranja así que le eché la puntita de un cuchillo del colorante que se le pone al arroz o a los fideos (cuidado no os vaya a quedar fosforito jeje)

NOTA: Si queremos hacer más cantidad, podemos doblar cantidades subiendo el tiempo a unos 9 minutos sin problema.


- Las tartaletas ya listas en una bandeja para rellenar y llevar al frigo hasta la hora de servir,


- Con estas cantidades me ha dado para rellenar 5 así bien colmadas.


Después de unas horas en la nevera...


Quedan genial para una merienda o para después de una comida o cena en la que queremos un dulce elegante pero que a la vez no empache.


Aquí podéis ver la consistencia de la crema y lo crujiente que queda la masa. ¿Veis? Es increíble lo bien que queda!


Un saludo y espero que os guste!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger... TestaBox