27.2.17

Bizcocho de zanahoria y nueces


Me declaro fan incondicional de los pasteles y bizcochos con zanahoria, con calabaza, con calabacín, con remolacha... Todos tienen una cosa en común: ¡Quedan jugosísimos! Además, no se nota el sabor de la verdura que es a lo que muchos preocupa.

Este bizcocho, realmente lleva una súper capa con queso crema que ya es para derretirse de gusto (de hecho es un pastel y no un bizcocho) pero en esta ocasión, quería un bizcocho para los desayunos de la semana, así que no se la he puesto y he reducido el aceite. Otro día ya os lo enseñaré en todo su esplendor y veréis como engalonado parece otra receta totalmente distinta! jajaja

Vamos con la receta,

INGREDIENTES

- 2 huevos
- 175gr de azúcar negro (moreno de caña)
- 200ml de aceite de girasol (150 de oliva)
- 200gr de zanahoria rallada gruesa
- 225gr de harina integral (yo bizcochona integral)
- 1 cucharadita de bicarbonato
- 2 cucharaditas de canela (no)
- 1 cucharadita de nuez moscada (no)
- *1 cucharadita de la mezcla de 6 especias (canela, clavo, nuez moscada, jengibre..)
- 120gr de nueces a trozos (80gr)

*Cobertura
-120gr de queso crema
- 4 cucharadas de mantequilla blanda
- 85gr de azúcar glass
- 1 cucharadita de ralladura de naranja
- 1 cucharadita de ralladura de limón


PREPARACIÓN

- Pelar las zanahorias, partirlas en trozos y ponerlas en el vaso de la thermo. Rallarlas finas con unos 5 golpes de turbo. Reservar.
- Vamos precalentando el horno a 190º.


- También las podéis rallar con un rallador, pero así es mucho más sencillo y rápido.


- Ponemos la mariposa en las cuchillas, añadimos los huevos, el azúcar y el aceite y programamos 1,30 minutos a 37º y a vel. 3. Yo he reducido aceite, pero lógicamente el resultado final quedará más jugoso con más cantidad. También he usado de oliva porque me gusta su sabor en la repostería y porque es el que gasto para todo, pero sino queréis que se note poned el de girasol.


- Añadimos la zanahoria reservada y juntamos bien unos 15 segundos a velocidad 2. Quitamos la mariposa.


- Quitamos la mariposa. Añadimos la harina, el bicarbonato y las especias y juntamos unos 20 segundos a velocidades 3-4.


- Ponemos las nueces troceadas gruesas y unos segundos a velocidades 3-7 (dependiendo si se quiere encontrar trozos grandes o muy trituradas).


- La masa lista para pasarla al molde donde vamos a hornearla.


- Ponemos la masa en un molde untado con aceite o forrado con papel sulfurizado o de aluminio. Mi molde es cuadrado de unos 22cm, donde hago los brownies jeje


- Metemos en el horno precalentado a 190º, bajamos a 180º y horneamos a esa temperatura unos 40-50 minutos. A partir de los 20 minutos se puede cubrir con papel de aluminio para que no se nos dore en exceso por arriba.
- Dejamos enfriar en el molde y luego pasamos a una rejilla hasta que esté totalmente frío.

-*Para la cobertura: Batimos los ingredientes y lo mantenemos en la nevera hasta que la tarta esté fría, en ese momento la cubrimos bien y mantenemos en la nevera hasta el momento de servir. Yo en esta ocasión no le he puesto porque no quería un pastel sino mi bizcocho semanal, pero vamos, así ya está para morirse del todo ehh


¡Desayunos listos!


¿No os dan ganas de poneros manos a la obra?



Un besazo y espero que os guste

20.2.17

Coca de cebolla y queso ¡No podrás comer solo un trozo!


¡Fantástica! ¿Cómo una cosa con tan pocos ingredientes puede estar taaaan rica? Vale que podéis cambiarlos a vuestro gusto, pero os aseguro que tal como está aquí queda de vicio y está buena tanto fría como caliente.

Me apetecía algo tipo pizza casera pero sin liarme tanto y mira, todo un acierto que vamos a repetir más de una vez en casa.


A mi me gusta más caliente con el queso que se queda así fundente, pero cuando hace buen tiempo junto con una cerveza y unas olivitas tienes el aperitivo perfecto.


Vamos con la receta,

INGREDIENTES

*Masa
- 400gr de harina de fuerza
- 200ml de leche
- 40gr de aceite de oliva
- 15-20gr de levadura fresca
- Una cucharadita de sal
- 2 cucharaditas de orégano
- 100gr de queso emmental (yo puse havarti, podéis poner hasta 200gr)


*Cobertura
- 1 cebolla o 2 si son medianas
- Orégano
- 100gr de aceite de oliva (yo 40gr)


PREPARACIÓN

- Pelamos y cortamos las cebollas a cuartos, las metemos en el vaso y las trituramos unos segundos a vel. 4. Bajamos los restos de las paredes con la espátula, añadimos 40gr de aceite y programamos 10 min, 100º y vel. 2.


- Así nos quedará cuando paremos la máquina. Sacamos y reservamos.


- Ahora vamos a preparar la masa. Limpiamos el vaso, añadimos la leche y 40gr de aceite y calentamos un par de minutos a 37º a vel. 2.



- Añadimos la levadura desmenuzada y juntamos unos segundos.


- Añadimos ahora la harina, la sal, el orégano y el queso cortado a trozos y mezcalmos unos 10 segundos a vel. 6.


- Programamos ahora 2 minutos a vel. espiga. Tiene que despegarse del vaso como veis en la foto, si le hiciera falta harina le añadís poco a poco y si quedara muy seca un poco de agua.


- Dejamos descansar la masa en un bowl untado con aceite y tapado con film transparente durante una media hora. Pasado ese tiempo, la estiramos con ayuda de un rodillo (yo lo hago directamente encima del papel de horno que coloco luego en la bandeja de horno). Le hacemos marcas con los dedos en toda la masa. NOTA: A mi me gusta fina con lo que he ocupado la bandeja de horno entera, si queréis una masa más esponjosa dejarla más gordita en un molde de 22x33cm por ejemplo.


- Ahora ponemos por encima la cebolla frita que habíamos reservado al principio, lo dejamos reposar una hora o así tapado con un film transparente para que leve. 
- Antes de meter en el horno, se puede regar con un poco de aceite (yo no lo he hecho) y espolvorearla con especias como tomillo, orégano o la que os guste. Horneamos con el horno precalentado a 200º durante unos 30 minutos o hasta que veamos que está dorada.


¡No me digáis que no apetece hincarle el diente!


En casa nos gustan las masas más bien finas, pero si con la misma cantidad de masa usáis un molde de menor tamaño os quedará una masa esponjosa estupenda.


Caliente, fría, con orégano, con tomillo, con unas aceitunas, con anchoas... ¡Le van bien mil cosas!



Un besazo y espero que os guste!

15.2.17

Pisto con calabaza en olla GM


El plato de hoy es uno de esos de nuestra gastronomía que igual nos sirve para acompañar una carne, que un arroz hervido y si me apuras ¡con pan a secas!

Además, admite un montón de verduras y se puede adaptar sin problemas a los gustos de cada casa. De hecho, hoy he modificado bastante la receta que suelo hacer y el resultado ha sido para repetir y por supuesto, para dejároslo por aquí por si os apetece probar.


Vamos con la receta,

INGREDIENTES (modelo F)

- Aceite de oliva (50-70ml)
- 250gr de cebolla (un par de cebollas)
- Sal y pimienta
- 2 dientes de ajo
- 150gr de pimiento verde (1 o 2 italianos, depende del tamaño)
- 150gr de pimiento rojo ( 1 o un poco menos)
- 200gr de calabacín (1 grande)
- 300gr de berenjena (1 berenjena)
- 200gr de tomate natural triturado
- 1 cucharadita de azúcar
- 400gr de calabaza asada triturada (o 200gr más de tomate triturado)

PREPARACIÓN

- Ponemos la olla en el modo sofreír, cuando la cubeta esté caliente echamos el aceite. Normalmente el pisto se hace con unos 100-150gr de aceite y sale muy rico, pero con la cantidad que pongo está muy bien y restamos bastante grasa.


- Echamos ahora la cebolla y el ajo cortado a trocitos. Lo podéis dejar tipo puré con la thermomix o en trozos más grandes. A mi me gusta encontrarme todas las verduras al final. Removemos de vez en cuando y lo dejamos unos 3 o 4 minutos.


- Cancelamos el menú sofreír y ponemos el de plancha. Vertemos los pimientos troceados y vamos removiendo de vez en cuando durante unos 8 minutos.


- Añadimos ahora el calabacín, la berenjena y la calabaza asada, removemos. Cerramos la válvula y programamos 5 minutos, guiso, media presión a 140º.


- Así lo tendremos.


Añadimos ahora el tomate, el azúcar, la sal, una pizca de pimienta y volvemos a remover todo bien. Programamos otros 5 minutos, menú guiso con válvula cerrada, media presión a 140º.



- Y ya lo tenemos listo. Si queréis reducir caldo, lo ponéis unos minutos en menú horno destapado hasta que evapore un poco y se quede a vuestro gusto.


A mi me encanta dejarlo así más caldoso y ponerle atún desmigado o acompañando a un buen lomo de bacalao o de atún a la plancha ¡Qué rico!


Siempre suelo tener calabaza asada congelada, es muy práctico y la podemos usar en mil preparaciones. Le aporta textura y jugosidad, claro que no es imprescindible.


Un besazo y espero que os guste

12.2.17

Banana cake ¡No podrás resistirte!


Me encanta tener algún dulce preparado para la tarde del domingo. Hace que ese ratito sea especial y te sirva para desconectar, a la vez que para disfrutar de un té bien caliente que acompañe al dulce que hemos preparado.

El bizcocho o pastel de hoy es una receta americana (o al menos lo he sacado de un libro de recetas de allí) que combina el dulzor y jugosidad del plátano con el aroma de la canela ¡Totalmente irresistible!


Os confesaré que iba todo envuelto en un frosting de queso que seguro le iba de maravilla, pero no me apetecía algo tan dulce. Aún así, os dejo la idea por si os apetece probar.


Vamos con la receta,

INGREDIENTES

- 3 plátanos maduros
- 1 cucharadita de zumo de limón
- 150gr de azúcar (100gr azúcar moreno y 20gr de azúcar blanco)
- 75gr de mantequilla
- 250gr de harina con levadura
- 1 sobre de levadura sino la lleva la harina
- 1 cuch. pequeña de canela en polvo
- 3 huevos
- 50gr de nueces troceadas

PREPARACIÓN

- Ponemos en un cuenco grande dos plátanos, una cucharada de azúcar y el zumo de limón. Machacamos con un tenedor y reservamos. *Como lo iba a poner en la thermo los dejé como veis bajo.


- En el vaso de la thermomix añadimos la mantequilla a temp. ambiente junto con el azúcar (100gr) y calentamos un par de minutos a vel. 3 y temperatura 37º.


- Añadimos ahora los plátanos reservados con el azúcar y el zumo y los huevos y juntamos 10 segundos a vel. 3.


- Añadimos ahora la harina, la levadura si la necesitamos una pizca de sal y la canela. Juntamos a vel. 3 y vamos bajando lo que quede por las paredes, queda una masa compacta.


- Tiene que quedar así.
- Vamos precalentando el horno a 180º


- En un molde (a poder ser desmoldable) de 16 o 18cm de diámetro, forramos la parte de abajo con papel vegetal y engrasamos las paredes. Vertemos la mitad de la masa y hacemos a rodajitas finas el otro plátano que nos queda y lo vamos poniendo por encima y repartimos las nueces también.


- Cubrimos con la ayuda de una espátula con el resto de la masa.


- Ahora solo nos queda hornear a 180º con el horno ya precalentado a esa temperatura durante unos 50-55 minutos. A partir de los 20 minutos id comprobando que no se dore mucho y en caso de necesitarlo tapar con u n papel de aluminio. Comprobar a los 45 minutos o así con un palillo de madera (tipo los de pinchitos) si ya está cocido o aún le queda.


- Recién sacado del horno. A mi me gusta cubrirlo con un paño para que no pierda temperatura tan rápidamente.


Ya solo nos queda dejarlo enfriar completamente sobre una rejilla y esperar que sea la hora de la merienda para disfrutarlo en buena compañía.


Queda tierno, jugoso, muy aromático... Perfecto!


Encontrarte la fruta por el medio es toda una sorpresa, en caso de no quererlo así podéis juntar ese plátano a los otros dos del comienzo o simplemente omitirlo.


Un besazo y espero que os guste
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...