22.11.17

Bizcocho de queso mascarpone


Hoy os dejo un bizcocho fácil y rico a más no poder. Es casi tan rápido como el típico de yogur, pero con una miga diferente: más densa y húmeda.

Además, lo podéis aromatizar con piel de limón, de naranja, vainilla, extracto de ron... Vamos, da un juego tremendo.


La cantidad de masa que sale va bien tanto para el molde en flor de silicona que he usado, como para uno de unos 22-24cm de diámetro redondo o uno tipo plum-cake. Solo tendréis que vigilar la cocción del horno puesto que el tipo de molde que usemos influirá en el tiempo de cocción.


Vamos con nuestro BIZCOCHO DE MASCARPONE

INGREDIENTES

- 200gr de azúcar (podéis adaptarlo sin problema entre 180-230gr)
- 4 huevos L 
- 100gr de aceite (yo de oliva, pero sino queréis notar el sabor, el de girasol valdría)
-  250gr de queso mascarpone (la terrina que venden lleva esa cantidad)
- 220gr de harina común
- 1 sobre de levadura química tipo Royal
- 1 pizca de sal
- Vainilla, ralladura de limón, naranja... al gusto
NOTA: A veces he cambiado el mascarpone por queso de untar y el resultado no es tan jugoso. Queda genial pero aún mejor con el queso mascarpone.


PREPARACIÓN

- Ponemos el azúcar en la thermomix limpia y seca para pulverizarlo. Si vamos a aromatizar nuestro bizcocho con la piel de algún cítrico ahora es el momento de echarlo y pulverizar todo junto. Programamos unos seg. a vel. progresivas 5-9 hasta que veamos que ya esta.

- Vamos precalentando el horno a 200º.


- Bajamos los restos con la espátula. Ponemos la mariposa y añadimos los huevos. Programamos 3 minutos, 37º a vel. 3. Cuando pare, volvemos a programar otros 3 minutos a la misma vel. pero sin tiempo esta vez. Este paso es importante, se hace para espumar bien los huevos.


- Así nos quedarán, han doblado el volumen y queda totalmente blanquecino.


- Añadimos ahora el aceite y el queso y juntamos unos segundos a vel. 3. Se puede hacer a más velocidad pero con esta va bien y quiero que siga lo más espumoso posible. Si le fuéramos a añadir algún extracto para aromatizar, aquí sería el momento.


- Ahora añadimos la harina, la levadura y la sal y juntamos unos segundos a vel. 2 o 3.


- Terminamos de juntar con la espátula.


- La consistencia de la masa es bastante espesa, la queremos así. Encamisamos un molde o le ponemos el spray para moldes (en los de silicona no hace falta pero aún así le pongo un poco) vertemos la masa y damos unos golpecitos para asentarla bien.


- Bajamos el horno a 180º y horneamos durante unos 30-40 minutos. Dependerá del horno y del tipo de molde que hayamos usado. A partir de los 25 minutos lo podemos abrir el horno para cubrirlo con un papel de aluminio si vemos que se nos dora demasiado, pero no antes.


¡Listo para disfrutar!


Antes de servirlo, y una vez bien frío, lo he espolvoreado con azúcar glass. Más que nada porque no me gusta nada el brillo que deja en los bizcochos el molde de silicona ¡Manías que tiene una!


¿Habéis visto qué miga?


Un besazo y espero que os guste!

20.11.17

Croquetas de pollo


Las croquetas, las albóndigas, los canelones... Son recetas que encabezan mi lista de "Qué pereza me da ponerme", aún así, son platos que me gustan tanto que suelo hacerlo. Eso sí, en cantidades industriales!

Así que hoy os dejo unas croquetas de pollo súper sencillas, ricas y a las que nunca me acuerdo de sacar foto. Las fotos no es que estén para echar cohetes, pero bueno, al menos tienen ya foto! jajaja


Vamos con la receta de las croquetas de pollo


INGREDIENTES

- 300gr de pollo asado (yo puse un par de pechugas para el caldo de puchero y ese usé)
- 150gr de cebolla
- 100gr de aceite de oliva
- 50gr de mantequilla
- 170gr de harina todo uso (la normal)
- 1 litro de leche (mejor entera)
- 400gr de nata para cocinar (la que tiene 18% M.G.)
- 100gr de caldo de pollo (o agua y una pastilla de caldo en substitución)
- Sal, pimienta y nuez moscada
- 2 huevos ya cocidos
* Para rebozar: Huevos batidos y pan rallado

NOTA: La masa tiene que tener un reposo mínimo de 12 horas.

PREPARACIÓN

- Ya tendremos el pollo asado y listo. Lo desmenuzamos un poco y lo ponemos en el vaso.


- Trituramos unos segundos a vel. 4 o 5, depende cómo lo queráis de textura. Reservamos.


- Añadimos la cebolla y trituramos 2 segundos a vel. 5.


- Ponemos ahora el aceite y la mantequilla y programamos 5 minutos, 100º a vel. 2.


-  Ponemos la harina y juntamos 2 minutos, 100º a vel. 2.

- Añadimos la leche, la nata, el caldo, la sal (yo puse un par de cucharaditas, pero va a gustos), pimienta y nuez moscada. Programamos 15 minutos, 100º a vel. 2. Probar de sal por si hubiera que corregir.


- Añadimos ahora el pollo que teníamos reservado y programamos 5 minutos, varoma a vel. 3. Yo primero me ayudo con la espátula para integrarlo bien.


- Subimos la vel. a 4 o 5 y vertemos los huevos para que se trituren. Si queremos encontrar trocitos de pollo, haremos este paso antes de añadir el pollo.


Yo pongo la masa en un pyrex rectangular y largo para que sea bajito. Lo dejo en la nevera un mínimo de 12 horas.


- Aquí todo preparado para disponerme a hacer las croquetas. *Utilizo lo de hacer bolas de helado porque resulta muy práctico el dejarlo caer sobre el pan rallado y en un vaso de agua para que sea más fácil. Se puede hacer mucho más rápido rellenando una manga pastelera y haciendo tiras o incluso con una bolsa de congelar a la que le haremos un agujero en uno de los extremos. A mi me gustan gorditas y más redondas, así que lo hago así.


- Aquí las bolas antes de tener forma de croquetas.


- Primero se pasa por pan, luego por huevo y de nuevo por pan. Así hacemos una capa más consistente para que no se escape el relleno y queda más crujiente por fuera.


- Yo las voy poniendo así en una bandeja cubierta con papel de horno y las congelo tal cual, cuando ya están congeladas las meto en una bolsa de congelar y de nuevo al congelador. Así voy sacando según voy necesitando.


- Se pueden freír así directamente después de hacerlas, sacarlas dejarlas atemperar un poco o incluso del congelador a la freidora. A mi me gusta más dejarlas que se descongelen en la nevera antes de freirlas.


- Uf cómo quedan


- Volaron, solo quedaron 3 para la foto jajaja


Se pueden servir de aperitivo, acompañadas de una ensalada... Eso ya lo dejo a vuestra elección


Quedan con un relleno muy cremoso y un sabor muy suave.


Un besazo y espero que os gusten!

17.11.17

Gazpacho de pera... ¡De postre!


¡No os dejéis asustar por el título! Nooo, no se trata de un gazpacho con su aceite y vinagre para el postre ehh que aún no me he vuelto tan loca... O eso creo!

Hoy os dejo un postre sencillo, resultón, rico y muy apropiado para las fiestas que tenemos a la vuelta de la esquina. ¿No os pasa que después de cualquier comida o cena navideña estamos tan llenos que no nos queda un huequito para el postre? Bueno, y eso sin contar que luego nos toca el café de la sobremesa con un buen surtido de turrones, polvorones...


Pues eso, yo ya tengo un postre asignado a alguna de dichas celebraciones ¿y vosotros?

En esta ocasión he usado las magdalenas de Santa Gema que son una pasada de ricas. Las tomo para el desayuno mojadas en leche como toda la vida, pero es que son tan caseras que en esta receta han quedado realmente increíbles.

Aquí abajo os dejo una pequeña muestra de la gran selección de productos que podéis encontrar en esta empresa familiar que continúa haciendo las cosas de forma artesanal y os digo que eso se nota y mucho en el sabor.


¡Mirad qué magdalenas!


Vamos con el gazpacho de pera

INGREDIENTES (entre 4 y 6 raciones)

- 5 peras tipo Conferencia
- El zumo de 1 limón
- 2 o 3 magdalenas Santa Gema
- 1 rama de vainilla
- Unas hojitas de menta fresca
- 100gr de azúcar (podéis ponerle menos si sois poco golosos)
- 150gr de agua
- 40gr de mantequilla
- 3 cucharadas de azúcar moreno


PREPARACIÓN

- Ponemos el agua en un cazo y cuando comience a hervir añadimos el azúcar, la vainilla (la abrimos, le sacamos las pepitas que tiene y echamos tanto la vaina como las pepitas) y las hojas de menta (2 o 3 para que no potencie demasiado el sabor) y dejamos hervir durante unos 5 minutos removiendo constantemente.


- Pelamos 3 de las peras y las cortamos en trozos, las rociamos con el zumo de limón y las vertemos al almíbar. Removemos un poquito y dejamos hervir unos 5 minutos. Yo aquí lo dejé tapado y apartado del fuego durante unas horas reposando.


- Vertemos en una batidora o en el vaso de la thermo junto a parte del almíbar (no todo para poder controlar de esa forma el espesor y decidir cómo lo queremos) Yo aquí no pasé todas las pesas, solo la mitad y me dio para los vasitos de la foto.

- Retiráis la vaina de vainilla y las hojas de menta.Trituramos hasta que quede una textura homogénea. Si vemos que está muy espeso le añadimos un poquito más del almíbar.


- Así triturado.


- Preparamos las magdalenas y las cortamos a cuadraditos que sean lo más uniformes posible.


- En una sartén ponemos la mantequilla y en cuando funda añadimos el azúcar moreno, dejamos que se disuelva. Añadimos los trocitos de magdalenas y dejamos que se tuesten un poquito y cogerán textura como de picatostes más o menos.


Antes de presentarlos en nuestra mesa, le ponemos unos daditos de pera con las peras restantes que teníamos, unos trocitos de las magdalenas a trocitos y unas hojitas de menta fresca para decorar.


Es un postre que al servirse frío se puede tener hecho de antemano y justo antes de la hora del postre distribuir en los vasitos, añadir la pera y la magdalena, decorar y rápidamente a la mesa. ¿No es genial?


Queda realmente bueno y muy resultón, tanto por su nombre como por su sabor. ¡Os lo aseguro!


Un besazo y espero que os guste!!

15.11.17

Crema de calabaza intensa


Parece que ya ha venido el frío y esta vez para quedarse. Aunque sea friolera y aguante mejor las altas temperaturas, admito que este años se me ha hecho pesado y extraño el ir en manga corta hasta ya entrado noviembre... Así que ¡Bienvenido el frío! ;P

Por ello, doy comienzo a la temporada de cosas con calabaza, lo echabais de menos ehh! jejeje


Mirad qué preciosidad. Me ha dado una pena horrible comenzarla y luego (y a pesar de la cantidad de calabaza que lleva la receta, de ahí lo de intensa) he necesitado casi un milagro para que cupiese en la nevera.


Vamos con la crema de calabaza intensa


INGREDIENTES

- 2OOgr de puerro (1 grande o 2 medianos)
- 900gr de calabaza ya limpia y partida en trozos
- 200gr de patata (1 grande)
- 500gr de caldo (o 500gr de agua y una pastilla de caldo)
- 40gr de aceite de oliva
- pimienta y sal en caso de que haga falta
- 3 o 4 quesitos (tipo Caserío) o un buen chorro de nata si preferís

PREPARACIÓN

- Lavamos y limpiamos bien el puerro, lo cortamos a rodajas y lo añadimos al vaso. Lo trituramos unos segundos a vel. 5 o 6, bajamos los restos de las paredes. Añadimos el aceite y programamos 7 minutos, varoma a vel. 1.


- Añadimos ahora la patata, la calabaza, el caldo y un poco de pimienta. Programamos 25 minutos, 100º a vel. 1. Si vieramos que está muy lleno, podemos sustituir el cubilete por el cestillo o a mitad cocción (con mucho cuidado) triturar unos segundos para que no ocupe tanto espacio, esto también dependerá de lo grande que hemos cortado los trozos de calabaza y de patata.


- Cuando haya pasado el tiempo, lo dejamos entibiar hasta que baje la temperatura bastante. Añadimos los quesitos o la nata si preferís y con cuidado trituramos a vel. 5-7 hasta que tenga la textura que nos gusta. Si os gusta más líquida o con más sal o pimienta es el momento de añadirle.


Queda espesita, con una textura sedosa y con un sabor a otoño buenísimo. Ya así, acompañado con un pan casero integral, con espelta y semillas de chia ha sido la bomba.


¿Os apetece un cuenquito para entrar en calor?


Un besazo y espero que os guste!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger... TestaBox