26.9.16

Pimientos rellenos de carne


Quien tiene un amigo tiene un tesoro dice el dicho, pues bien, quien tiene un amigo con huerta tiene un montón de verdura riquísima, que ni en los mejores mercados puede conseguir.

Es curioso, por esta zona tomates y pimientos hay un montón, pero qué difícil resulta encontrar un tomate sabroso, verdad?

Pues os aseguro que tanto estos pimientos de las fotos como los tomates que lleva en su elaboración han hecho de once un plato que ya de por sí era de diez. Pues siendo una adaptación de mi querida amiga y fantástica cocinera Alicia, no podía ser de otra forma. Así que hoy agradecimiento por partida doble!!

Para  nosotros que nos gusta comer lo más sano y natural posible, estos regalos son de los mejores que nos pueden hacer y vaya lo que hemos disfrutado!! ;) Aquí los famosos tomates sellardos que participaron en el 1er Concurso Nacional de Tomates, aquí el video que lo demuestra.


Vamos con la receta,

INGREDIENTES

- 1/2kg de carne (nosotros ternera)
- 2 cucharadas de arroz redondo
- 1 rebanada de pan de molde remojada en leche
- Perejil
- 1 diente de ajo o 1/2 cucharadita de ajo en polvo
- Nuez moscada, sal y pimienta negra
- 1 huevo
*Salsa
- 1 cebolla
- 1 o 2 tomates
- 1 hoja de laurel
- 3 tomates secos
- 1 diente de ajo (se puede añadir un par más si queréis potenciar el sabor)
- Sal
- Pimentón (nosotros dulce pero se puede poner picante)
- Agua y vino blanco (en esta ocasión me quedé sin vino y le puse sidra jajaja)
- Aceite de oliva



PREPARACIÓN

- Vamos a comenzar por poner la carne, el pan escurrido de la leche,el huevo, el perejil fresco si se tiene y sino pues seco, las especias y el ajo picadito o en polvo. Vamos a mezclar bien hasta dejar una pasta uniforme.


- En ese momento le añadimos el arroz, mezclamos bien y lo dejamos reposar tapado con un film transparente mientras vamos continuando con la receta.


- En una sartén honda (la de la foto es de hierro fundido y es una auténtica pasada cocinar en ella), ponemos un culito de aceite o si se quiere menos aceite pues un par de cucharadas como hacemos en casa y lo calentamos,añadimos la cebolla a daditos y el diente de ajo a trocitos finos también. Cocinamos a fuego medio moviendo y vigilando que no se nos queme.


- Cuando lleve ya 3 o 4 minutos que la cebolla comienza a trasparentar, le añadimos los tomates secos a daditos también y seguimos cocinando a fuego medio.


- Aquí el relleno de los pimientos que teníamos reposando y que ya está perfecto para rellenar nuestros pimientos.


- Cuando los tomates secos ya llevan un par de minutos, le añadimos el o los tomates frescos a daditos o rallado y seguimos así un par de minutos.


- Le añadimos ahora la hoja de laurel.


- Cuando veamos que comienza a hacerse el tomate (veremos el caldito que va soltando) le añadimos el pimentón y la sal. Aquí podemos quitar el laurel y triturar pero yo  lo he dejado entero hasta el final de la cocción.

- Mientas todo esto se ha ido cocinando y dándole vueltas de tanto en tanto, hemos ido rellenando nuestros pimientos que en este paso ya los tendremos listos para añadir (tened en cuenta que el pimentón se quema con facilidad.


- Rellenar los pimientos no tiene ninguna complicación, eso sí, cuanto más rectos más fáciles de rellenar, aunque estos caseros y cada uno de su padre y su madre son los mejores que hemos probado sin lugar a dudas.


- Ahora cubrimos prácticamente del todo con vino y agua y le añadimos colorante para darle color. Normalmente le pongo un vaso de vino y completo con agua, hoy al no tener vino pues le he puesto un botellín individual de sidra y el resto agua. Perfecto también!


- Tapamos y dejamos cocinar a fuego medio durante unos 45 minutos. Luego ya destapado unos 10 minutos más o así hasta que ha quedado reducido a nuestro gusto.


- Aquí es cuando separo los pimientos de la salsa y pongo toda la salsa en la thermo para triturarla bien.


- Y dejarla fina como la de la foto. Si la queréis más líquida tenéis dos opciones: o dejáis menos tiempo reducir el guiso o aquí le añadís agua (y vais comprobando punto de sal) hasta que esté a vuestro gusto.


Y ya solo queda tener una buena barra de pan al lado porque os aseguro que va a caer!


Buenísimos, tiernos y muy completos, ¿Os animáis?


Un besazo y espero que os gusten!

20.9.16

Bollitos azucarados, deliciosos!


Hoy os dejo una receta que he hecho mil veces en casa y que es un éxito total! Depende de para qué los vaya a utilizar le pongo más azúcar o menos, pero ya os digo que no os los podéis perder.

La receta base que he utilizado, es la de suizos y medias lunas del libro de repostería de la thermomix, pero con adaptaciones hechas al gusto de casa.


Vamos con la receta,

INGREDIENTES

- 170gr de leche
- 100gr de azúcar ( si los vais a acompañar de salado unos 60gr)
- 120gr de mantequilla (también los he hecho con aceite, pero me gusta más la textura con mantequilla)
- 25gr de levadura prensada (15gr si tenéis tiempo para dejarlos levar le va bien también)
- 4 huevos medianos
- 550gr harina de fuerza
- 5gr de sal (en caso de no quererlos tan dulces, unos 10gr)
- Decorar: 1 huevo batido y 50gr de azúcar en perlitas (si los queréis para dulce)


PREPARACIÓN

- Ponemos en la thermo la leche, el azúcar y la mantequilla (que es mejor haberla sacado un par de horas antes de la nevera). Programamos 2 min, 37º y vel. 2.

- Añadimos la levadura y los huevos y juntamos 5 segundos a velocidad 4.

- Añadimos la ½ de la harina, la sal y ponemos unos 15 segundos a vel. 6.

- Añadimos el resto de la harina y programamos 3 minutos a velocidad espiga.

- Dejamos reposar la masa entre 30 minutos y 1 hora, dependerá de la temperatura que tengamos en nuestra cocina. Siempre la dejamos reposar en un bowl untado con un poco de aceite y tapado con un film transparente para que no se nos reseque.

- Con las manos bien limpias y untadas en aceite, cogemos la masa en porciones de unos 65gr y hacemos bolas.




- Las aplastamos un poquito para que no queden tan redondas, las tapamos y las dejamos reposar unos 45 minutos tapadas para que no se resequen. Unos 20 minutos antes de meterlos en el horno es conveniente calentarlo a 250º para que esté bien caliente.


- Les hacemos un corte a lo largo, las pintamos con huevo batido y espolvoreamos con las perlitas de azúcar.


- Podéis ponerle azúcar normal para que caramelice en el horno, o sal en escamas con una pizca de orégano seco si son para salado que le da un toque estupendo. Imaginación al poder!


- Las metemos en el horno precalentado a 250º, bajamos la temperatura a 200º y vamos vigilando que no se nos tuesten demasiado por arriba. Los tenemos unos 8 minutos o hasta que veamos que están doraditos. Los sacamos y los dejamos entibiar un poco antes de pasarlos a una rejilla para que enfríen por completo.

En casa no suelen durar demasiado, pero los conservo metiéndolos en un tupper hermético bien cerrado para que no se sequen.


¿Habéis visto qué molla tiene? Son un vicio!


Un besazo y feliz comienzo de semana!

16.9.16

Tarta de queso sin base baja en calorías


Si os gustan las tartas de queso, no podéis perderos la que os dejo hoy. Además de ser fácil de hacer y bastante menos calóricas que otras muchas, el resultado es fantástico.

Que también os digo, yo no le he puesto base ni una capa gruesa de mermelada peeero, esos cambios son muy fáciles de hacer. Ya no hay excusas, verdad?


Se puede hacer en un molde de 22 o 24cm, pero yo he preferido hacerlo en uno de 18cm porque así queda más alta y al cocerse en el horno me gusta más la textura que queda. Personalmente, más de 20cm no usaría a menos que doblara las cantidades.


Vamos con la receta,

INGREDIENTES (entre paréntesis una versión más calórica)

- 1/2kg de queso quark (queso crema tipo Philadelphia)
- 4 huevos grandes (5 medianos)
- 1 cucharada o cuch. y 1/2 de edulcorante líquido apto para horno (100-150gr azúcar, depende vuestro gusto)
- 250ml de leche evaporada ( nata de 35%M.G.)
- 1 cucharada de maicena (20gr)
- 1 yogur (100gr)
*Esencia de vainilla


PREPARACIÓN

- Ponemos todos los ingredientes en el vaso de la thermomix o el de una batidora y lo batimos unos 30 segundos a velocidad 7, hasta que esté todo bien integrado.


- Bien mezcladito.


- Aunque no es imprescindible, si que os recomiendo que el molde que uséis sea desmoldable y que forréis las paredes con papel vegetal o de aluminio (con un poquito de aceite) para que así al desmoldar no tengáis problema y quede bien bonito.

- Añadimos la masa a un molde de 24cm de diámetro, el mío era de 18cm. La única diferencia es que con uno de más diámetro quedará más bajita y se cocerá antes en el horno, cosa que hay que tener en cuenta!! Personalmente, me gustan altas que quedan más jugosas.

- Horneamos a 180º con el horno ya bien precalentado a esa temperatura durante 1 hora en un molde de 18cm. Si lo hacéis con uno de 24cm con 35 minutos o así es probable que tengáis suficiente. La manera para averiguarlo es pasado 35 minutos o unos 45 o 50 si el molde es pequeño, moverlo con cuidado a ver si por el centro sigue siendo un "flan". Esto hay que hacerlo muuuuy rápido para que el horno no pierda calor y se nos baje la tarta, que parecerá que explota de lo alta que está pero luego bajará sola al reposar.




Si queréis ponerle base solo tenéis que hacer una plancha de bizcocho genovés y cortarlo a la medida del molde o un rulo de galletas triturado con unos 75gr de mantequilla. No hace falta deciros que ya no será tan "light", no? jajaja

Si queréis que tenga una cobertura, la podéis cubrir con la mermelada que más os guste o diluir gelatina neutra en medio vasito de agua caliente, calentar la mermelada y unirlo bien para después verterlo por encima y dejar cuajar en la nevera (todo esto antes de quitarle el molde. Aunque como es una tarta que no queda con una forma uniforma arriba a mi esta opción no me gusta ya que el corte se ve como desnivelado.


En este caso yo me decanté por servir la tarta tal cual y poner en una salsera mermelada casera de albaricoque diluida con un poquito de agua y sin trocitos (se calienta la mermelada, se le añade un culito de agua y se cuela para que nos quede una textura fina).


Para mi así es perfecta pero hubo quien prefirió sin salsa ni nada, tal cual!


¿Veis qué esponjosa queda? Es una pasada la textura que tiene para apenas llevar grasa, ni azúcar ni nada!


Un besazo y disfrutad del finde!

9.9.16

Salsa concentrada de tomate


Pero mira que da juego un buen tomate, eh! Igual te sirve para restregarlo en el pan del desayuno, que para hacerte un gazpacho, que para rellenarlos y... ¿ Por qué no? Para hacer tu propia salsa de tomate frito o como en esta ocasión, una salsa de tomate concentrado perfecta para mil cosas, ya veréis!


Vamos con la receta,

INGREDIENTES

- 1kg de tomate
- 1 cebolla pequeña (unos 150gr)
- 2 cucharadas de aceite (20gr pongo)
- 1 ramita de perejil, otra de albahaca... Suelo poner albahaca nada más
- 1/2 cucharadita de sal
- 1 cucharada de azúcar

PREPARACIÓN

- Pelamos la cebolla y la ponemos en el vaso, trituramos 5 segundos a vel. 4 y reservamos.


- Ya picadas.

- Lavamos bien los tomates, los cortamos y los trituramos unos 20 segundos a vel. 4. Se puede hacer con tomate de bote, pero si tenemos los tomates con buena pinta y a buen precio, siempre el resultado es mejor.


- Añadimos la cebolla reservada, el perejil y la albahaca, el azúcar y la sal y el aceite. Programáis 45 minutos, varoma a vel.1. Los últimos 10-15 minutos quito el cubilete y pongo el cestillo para que evapore aún más.


- Pasado el tiempo, dejamos entibiar un poco y trituramos 1 minuto a vel. 6 y listo!


El resultado es realmente fantástico! Yo lo suelo meter en tuppers pequeños en porciones de 200gr  que van derechas al congelador.

USOS
- Para la base de la pizza ya que no la humedece al estar tan concentrado y tiene un sabor intenso que las hace totalmente diferente.
 -Para el arroz a la cubana, que en vez de tener una burrada de tomate, con dos cucharadas soperas por plato hay suficiente (al menos para nosotros, sobre gustos...).
- Para cualquier plato que te pide tomate frito dentro de su elaboración, y puedes decidir si poner la cantidad de tomate que te dice o reducirlo al estar aquí más concentrado o si quieres mantener las cantidades pesar lo que pones de tomate y el resto añadirlo de agua... Ejemplo: Si te pide 350gr de tomate frito puedes poner los 200gr de este ya congelado (lo suelo descongelar en la nevera unas horas antes) más 150ml de agua, descongelar 350 de este concentrado o poner solo 200gr, por ejemplo en caso de que no afecte a la cantidad de líquido que lleva el plato en cuestión.


Vamos, que os lo recomiendo encarecidamente tanto por lo buenísimo que está como por lo práctico que resulta tenerlo siempre a mano y por supuesto: ¡Nada que ver con el comprado por muy "estilo casero" que nos ponga en la etiqueta!


Un besazo y disfrutad del finde!

4.9.16

Yogur con mermelada de melocotón casera, en yogurtera


¿Os acordáis de la mermelada de melocotón ligera que puse hace un tiempo? Bueno, os dejo aquí el enlace por si queréis echarle un ojo.

Pues bien, hoy os dejo unos yogures caseros acompañados de esa fantástica mermelada casera, como veis todo muy casero! jajaja Riquísimo para un almuerzo a media mañana o para una merienda.


VAMOS CON LA RECETA

INGREDIENTES

- 1 yogur natural o griego si queréis más cremosidad
- 2 cucharadas de leche en polvo (35gr) opcional
- 5 cucharaditas de azúcar (30gr)
- 5 medidas de leche de vaca (620ml sino ponéis la mermelada, poniéndola unos 550ml o así) a temperatura ambiente
- Mermelada al gusto, la mía de melocotón y casera

PREPARACIÓN

- Normalmente se hace con leche entera y sale más cuajado, aunque yo suelo usar desnatada o semidesnatada como la que he hecho esta vez y estoy contenta con el resultado. La leche en polvo es totalmente opcional pero sí que veo que le da más "cuerpo" (sobretodo si usáis leche desnatada y un yogur normal en vez de griego que tiene más materia grasa)  y como tiene un montón de usos en la cocina y encima se puede almacenar durante muchísimo tiempo, creo que merece la pena tener siempre un bote en la despensa.

- La preparación es bien sencilla, todo junto menos la mermelada y batir bien hasta que quede una mezcla homogénea.
-

- Esta vez lo he hecho en la KA, pero si la leche no la tenéis a temperatura ambiente y viene de nevera, en la thermomix podéis calentarla un par de minutos a 37º antes de añadirle el resto de ingredientes.


- En los vasitos de la yogurtera pondremos un par de cucharaditas de mermelada en cada uno, lo justo para cubrir el fondo a menos que los queréis muy dulces claro.


- Con cuidado vertemos la mezcla y en mi yogurtera (la multidelices) se elije la opción 1 y se programa durante 8 horas. Si lo queréis un poco menos ácido y menos cuajado entre 6 y 7 que también lo he probado y me gusta el resultado pero esto ya son cuestiones personales.


- Aquí ya cuajado. Suelo ponerlo por la noche y así a la mañana siguiente el trabajo ya está hecho.


Nada más queda ponerles la tapa y dejarlos en la nevera a que enfríen bien. Una delicia!


Y metiendo la cuchara hasta el fondo tenemos el dulzor de la mermelada con la acidez del yogur, perfecto!!


Un besazo y espero que os guste!!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...