19.7.17

Berenjenas rellenas de atún (ligeras y muy fáciles de hacer)


Imagino que estaríais de la entrada anterior hasta el gorro, ¿no? Pues nada, todo llega y aquí uno de los usos que le he dado a ese maravilloso sofrito de verduras ligero que os dejé.

Así como os las dejo hoy han quedado muy buenas y sabrosas y siempre que no os comáis una barra de pan para acompañarlas (cosa a veces difícil de hacer) es una opción muy a tener en cuenta.


Además, podéis tener varias cosas hechas de antemano (el sofrito de verduras o incluso todo el relleno de la berenjena a falta de darle el golpe de calor y gratinar con el queso) lo que nos viene genial para esta época que queremos pasar el tiempo justo en la cocina y... ¡En casa!


Ingredientes para las berenjenas rellenas de atún 

- 2 Berenjenas de tamaño mediano (con las cantidades del relleno cabe otra más)
- 150gr del sofrito de verduras o el que soláis hacer
- 150gr de champiñones
- 120-150gr de atún (el mío al natural)
- Sal y pimienta
- Aceite
- Queso rallado

Preparación de las berenjenas

- Tendremos hecho de antemano el sofrito (puede ser de un día para otro y además congela muy bien)

- Lavamos bien las berenjanas, las partimos por la mitad y con un cuchillo afilado y con cuidado, le hacemos unos cortes sin llegar a la piel y yo le hago otro por todo el borde exterior para que sea más fácil quitar la pulpa.

- Salpimentamos y regamos con un chorrito de aceite de oliva. Horneamos a 180º (con el horno precalentado a esta temperatura) hasta que veamos que ya están. Tienen que estar blandas pero sin haber perdido la forma para poderlas rellenar.


- Las mías han estado unos 20-25 minutos y luego reposando hasta entibiarse.


- Con la ayuda de una cuchara vamos vaciándolas y reservando el relleno en un plato.


- El relleno de las berenjenas


- Ponemos en el vaso el sofrito (el mío estaba recién hecho, si es vuestro caso no hace falta limpiar el vaso) el relleno de las berenjenas (en mi caso pesaba 280gr) los champiñones a cuartos, yo le puse un trozo de calabacín que tenía en la nevera del día anterior también. Aquí antes de triturar unos segundos a vel. 4 o 5 (depende de lo picado que lo queráis) podéis ponerle a la vez el atún o ponérselo cuando ya esté picado y remover con la espátula. Varía la textura, no el sabor.


- Cuando ya lo tenemos picado, bajamos con la espátula, le añadimos el atún sino lo hemos hecho antes y removemos y probamos a ver el punto de sal y pimienta.


- En mi caso hecho el atún una vez triturada la verdura.


- Aquí lo trituré un poco para juntarlo pero de normal lo dejo solo removido con la espátula.
- Vamos precalentando el horno a 200º.


- Rellenamos las berenjenas.


- Echamos queso rallado por encima al gusto y gratinamos unos minutos a 200º hasta que se haya fundido.
*Si el relleno lo tenemos preparado del día anterior lo calentaremos un poco antes de rellenar las berenjenas o lo habremos dejado a temperatura ambiente para quitarle el frío de la nevera.


- Aquí ya gratinadas. Lo que os digo, si queréis más queso lo dejo a vuestra elección. ;D


Ahora toca disfrutarlas así recién salidas del horno o incluso tibias ahora con este calor que tenemos por aquí...



¿Conseguiréis no comeros una barra de pan?


Un besazo y espero que os gusten

29.6.17

Sofrito de verdura ligero


El sofrito que os dejo hoy vale para todo; desde para acompañar a un huevo frito, hasta para usarlo de base para una salsa de carne... mil usos y además, es ligero porque la cantidad de aceite que he puesto es muy poca.

Ahora que es época de tomates no faltan en casa y, si podéis, es el momento ideal de de dejaros conservas preparadas para el invierno que luego nos viene la mar de bien el resto del año.


Yo lo he dejado un poco caldoso porque lo quería así, pero si os gusta más espeso no hay problema, luego os digo cómo.


Vamos a preparar nuestro sofrito de verdura ligero

INGREDIENTES

- 1 cebolla grande
- 1 pimiento rojo
- 1 pimiento verde 
- 3 dientes de ajo
- 800gr de tomate (si lo queréis más espeso unos 600gr)
- 40gr de aceite de oliva ( lo normal es ponerle 100gr)
- 1 cucharadita de sal
- 1 cucharada de azúcar


Preparación del sofrito de verdura

- Lavamos bien los tomates y los cortamos a cuartos o por la mitad.


- Los trituramos hasta dejarlos así, sacamos del vaso y los reservamos.


- Podéis picar la cebolla con la thermomix pero yo hoy lo quería todo a trocitos homogéneos y lo he hecho sobre la tabla. El ajo lo he cortado en trocitos pequeños también.


- Colocamos la mariposa (la podemos poner antes de poner la cebolla y el ajo) y vertemos los dos pimientos cortados a trocitos o con la thermo durante unos segundos a vel. 4 hasta que quede a nuestro gusto
- Ponemos el aceite y programamos 10 minutos, giro a la izda, varoma y vel. cuchara. En una sartén es ir sofriéndolo a fuego medio hasta que veamos que está pochado.


- Vertemos ahora el tomate que teníamos reservado, la sal y el azúcar y programamos 20 minutos, varoma, giro a la izda y vel. cuchara. Si queréis podéis usar el cestillo en vez del cubilete para que espese más. En una sartén es lo mismo, subiendo un poco el fuego y removiendo cada pocos minutos hasta que veamos que el tomate ya está frito y ha espesado a nuestro gusto
.

- Y así como nos quedará. Podíamos haberle puesto orégano o cualquier especia en el paso anterior, pero yo prefiero dejarlo así y luego ya dependiendo de dónde lo vaya a usar sazonar a mi gusto.


Listo para disfrutar


Es más fácil picarlo todo con la thermo, pero yo prefiero que quede así, más bonito.


Lo voy congelando en porciones de 250mg y viene de maravilla tener siempre un sofrito básico a mano.


Un besazo y espero que os guste!

25.6.17

Tarta de horchata


Después de un montón de días "perdida" sin aparecer por aquí, os dejo una tarta abizcochada que triunfa allá donde va.

La primera vez que la hice (hace más de cuatro años) fue a raíz de unas magdalenas que habían quedado sosas y los consejos de mi amiga Alicia sobre qué hacer con ellas. Aquí el resultado de esa mente prodigiosa :)


Tanto me gustó (a mi y a un par de amigas que venían a merendar a casa)  que la he hecho más veces, incluso alguna de ellas he hecho un bizcocho o unas magdalenas de más a propósito para hacerla!


Preparamos nuestra tarta de horchata


Ingredientes para la tarta de horchata

- 2/3 de un bizcocho o unas 8 magdalenas (mejor si están hechas un par de días antes)
- 1 vaso de horchata tibio o a temperatura ambiente
- 1 huevo 
- 1 plancha de hojaldre
- Almendras fileteadas

Preparación de la tarta de horchata 

- Extendemos una plancha de hojaldre sobre un molde (mejor si es desmoldable) de unos 22 o 23cm de diámetro. El hojaldre lo podéis hacer o comprar, fijaros que tenga forma redonda porque os será más cómodo. También podéis hacer una masa quebrada y utilizarla en vez del hojaldre.

- Vamos precalentando el horno a 180º


- Pondremos encima de nuestro hojaldre extendido un papel de hornear y unas legumbres (yo tengo estas exclusivamente para hornear así haciendo peso) o las bolitas que venden para éste propósito para que el hojaldre no se hinche. Con 5 minutos a 180º es suficiente, luego volverá al horno.


- Así nos quedará, queda un poco cruda pero eso se arreglará cuando la cubramos con el relleno y la llevemos de nuevo al horno.


- Desmenuzamos con las manos el bizcocho o las magdalenas, le incorporamos la horchata (en este caso casera, pero puede ser cualquier tipo de leche de vuestra preferencia) y el huevo y juntamos con la mano para que quede unido y uniforme, pero tampoco una papilla a menos que lo prefiráis vosotros claro.
NOTA: Se le puede poner azúcar, aunque a mi así ya me resulta dulce, os lo dejo a vuestra elección.


- Cubrimos nuestro hojaldre con la masa bien extendida y decoramos con unas almendras fileteadas. Horneamos hasta que veamos que está dorado y cuajado. Depende del horno pero unos 15-20 minutos suele tardarme. Si vemos que el hojaldre se nos dora mucho lo cubrimos con un papel de aluminio y continuamos la cocción hasta que veamos que ya está.

- Para ver si está hecho es lo mismo que un bizcocho: metemos en el centro un palito de madera y vemos si sale limpio.


Así nos quedará nuestra tarta de horchata 



Se puede tomar a temperatura ambiente o fresquita de la nevera, a mi me gusta más fresquita pero tenéis que tener en cuenta que el hojaldre tiende a dejar de ser crujiente en cuanto lo metes en la nevera.


Acompañado de una horchata ya es lo más! jajaja


Un besazo y espero que os guste!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger... TestaBox